Narcorea, o los incondicionales del Peje

Aquí divirtiéndome al escuchar las fuertes declaraciones de Ana Ángeles Valencia, diputada de Morena en la Asamblea legislativa de la CDMX.

Antes de referirme a la diputada, analicemos el mensaje. Por más que lo nieguen, muchos morenistas siguen idolatrando a los regímenes socialistas.  Defender la “política social y democrática” de Corea del Norte es dejar la bacinica muy lejos.  Y hace poco Héctor Díaz Polanco presidente de la comisión de honor y justicia de MORENA dijo que desde el gobierno morenista México se integraría a la revolución bolivariana. El nuevo spot del Peje dice que él no es como Maduro. Claro, eso dice ahora que Venezuela está en crisis, hace unos años nos ponían como modelo a Lula y a Chávez…

Regresando a la Diputada Valencia, es de pena ajena. “Hóstil”, “Narcorea”, “Personas no gratas”, no manches, apenas sabe leer. En el Excelsior se reporta “tiene estudios truncos de preparatoria y es ejecutiva de ventas en una empresa multinivel. Fue integrante de la Asamblea de Barrios y de otras organizaciones sociales.” Y no es un caso aislado; su compañero Luciano Tlacomulco Oliva tiene como principal mérito ser entrenador del equipo de beisbol “Amigos”, en el que juega López Obrador. ¿Ese es el perfil que busca Morena en los legisladores? ¿No es también una forma de corrupción tener a personas incapaces en esos puestos, cobrando esos jugosos salarios y beneficios?

La respuesta es fácil: A AMLO no le interesa tener personal capaz, necesita incondicionales. En el fondo no está dispuesto a negociar con sus contrarios; para él, los demás no son interlocutores válidos. Todos son unos corruptos y no está dispuesto a “transar” con ellos. Por eso Ricardo Monreal no es su candidato para la CDMX, pues Monreal acostumbra tender puentes, así sea para dar su próximo chaquetazo (Hi, Pookie). Como vimos en el Estado de México, Morena seguirá postulando candidatos muy limitados, tal vez usando la “democrática” tómbola. La estrategia es vender a AMLO, no al candidato.

Una respuesta a “Narcorea, o los incondicionales del Peje”

  1. Sin duda acabas de dar una cátedra sobre corrupción al agregar el postular y promover la llegada a puestos públicos de gente con nula capacidad.

    Recordar la escoria que apoya y promueve el peje es un ejemplo claro de corrupción, ahí están los Abarca, Almaraz, Bejarano, Ponce, Eva, etc.

    Gracias por inaugurar esta nueva etapa estimado amigo.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *